Stefano Mancini

Ir abajo

Stefano Mancini

Mensaje por Stefano Mancini el Miér Jun 24, 2009 7:05 pm

Nombre:
Stefano Mancini

Especie:
Licántropo

Fecha de nacimiento:
Lunes, 17 del mes de Abril, en el año 1989

Edad:
120 años, pero aparenta unos 22.

Lugar de Residencia:
La Push

Descripción física:


Stefano es un joven de pelo negro y liso, unos ojos claros muy característicos en él, siempre destacaba por su imagen dura y fuerte, que contrastaban con unos ojos claros. Era el único en la família que había heredado esa característica de su madre, porque en todo lo demás él y sus hermanos eran el calco de su padre. Es un chico alto, con una musculatura propia de los licántropo, ágil y elegante en sus movimientos.

Como lobo, la elegancia humana acentúa y a veces parece un lobo egocentrico por la forma de moverse. A la hora de transformarse, Stefano, se convierte en un lobo con el pelaje negro, todos en su familia son lobos negros, pero al igual que en la apariencia humana, es el único que conserva los ojos claros.

Descripción psíquica:


Stefano siempre fue un niño muy "rebelde" por así decirlo. No le gustaba jugar al fútbol como a los demás niños de su edad, sino le gustaba acompañar Luca con la moto, a verlo correr las carreras con sus amigos.
Aunque a sus padres eso no les hacía mucha gracia, ya que querían que Stefano elaborara su intelectualidad.
Sus padres nunca creyeron que Luca pudiese llegar muy lejos, tuvo una infancia dificil. Pero con Stefano era diferente, él iba a clases, sus notas eran sobresalientes, nunca tenia problemas, el problema era fuera de las clases, su tiempo libre lo "malgastaba", segun sus padres, yendo con su hermano mayor, el cual, era una mala influencia.
Luego llegó Paolo, que al tener cinco años menos que Stefano y once menos que Luca, se sentia desplazado y fue el que obedeció a sus padres en todo. Aquello hizo que Stefano tuviese más libertad, y cuando pudo empezar a correr él las carreras no lo dudó, terminó los estudios obligatorios con notas que daban envidia, y sabía que su pasión no era estudiar ninguna carrera, sino estar en una carrera.
Desde aquel momento se fue a vivir con su hermano mayor, y aunque se ven poco dentro y fuera de casa, sabe que él siempre va a defenderlo ante las acusaciones de sus padres sobre como malgasta la inteligencia que tiene.

Ocupación:

En La Push no se dedica a nada. En Italia se ganaba el dinero apostando o participando en carreras de motos, o jugando al poker por dinero. Al igual que cuando vivió en Inglaterra el dinero se lo ganaba jugando al poker.


Familia:

Marco Mancini - Su padre (Fallecido)
Alessandra Lucini - Su madre (Fallecida)
Luca Mancini - Su hermano mayor
Paolo Mancini - Su hermano menor

Historia Personal:



Un sábado quince de abril, una joven italiana, Alessandra, esperaba sonriente a su marido, Marco, sentada en un banco, mientras él preparaba la cámara fotografica encima de un coche, aquella camara enfocaba una pareja de enamorados, un licántropo, como se podía ver a simple vista, debido a su musculatura, su color de piel y el hecho de que la mujer embarazada que descansaba a su lado estuviera tan solo con una fina blusa de manga larga, en un día en el que en la foto se notaba el viento y las pocas gotas de agua que caian muy sutilmente. La chica embarazada tenia el cabello largo, negro y bastante liso y unos ojos claros que eran lo que más destacaban en la foto.
Aquella foto que el lunes siguiente, un lunes diecisiete de abril, descansaba en la mesilla de luz de un hospital esperando a que la chica embarazada llegara a la habitación con el niño que en aquel momento tenia en la barriga.
La foto de la pareja descansó hasta las once y trece minutos de la noche de aquel mismo día en el que a las siete de la mañana la habían colocado allí, porque a aquella hora, las once y trece minutos, dejó de descansar para ver como acercaban una cama hasta su vera, donde el niño tapado con varias mantas se movia lentamente entre los brazos de la chica.
También vio como llegaban los familiares de la feliz pareja, pero faltaba el cuarto de aquella pequeña familia que estaba creciendo cada vez más, Luca, el hermano mayor del pequeño que ahora con los ojos abiertos como platos miraba a su hermano, y éste miraba al niño, al que pronto llamarían Stefano en honor a su abuelo, sin entender como aquella criatura había estado aquellos nueve meses en el vientre de su mamá.

Durante toda su niñez la foto que le había acompañado en el hospital, se encontraba en la pieza del pequeño Stefano, que la miraba cada día antes de irse a dormir y antes de levantarse de la cama. Su hermano Luca también tenia una, pero en aquella foto la pareja se veia más joven, con otra ropa y con un clima bastante caluroso a juzgar por las ropas de sus padres. Pero las fotos eran exactamente iguales, habían sido tomadas en el mismo sitio y con la misma camara.
Aquella foto le recordaba a Stefano como eran sus padres antes de que él naciera, ya que el tiempo pasaba, su padre se iba haciendo más viejo y su madre cada vez estaba más contenta de los hijos que tenia. Ya que la fotografía era la pasión de su madre, ella se compró una camara fotografica nueva, pero la antigua la seguian guardando, cuando Stefano cumplió los cinco años les preguntó a sus padres si era hora de tirar aquella camara, pero ellos, sonriendose, le negaron aquella posibilidad, y no fue hasta después de tres o cuatro meses que el pequeño de la familia se dio cuenta de que ya no seria el pequeño, y de que aquella cámara aún se tenia que usar al menos una vez más, segun la tradición.

Nueve meses después de que Stefano celebrara su cumpleaños nació el nuevo integrante de la familia, Paolo, un niño bastante frágil y sensible.
Cuando Stefano cumplía sus doce años, su hermano pequeño recien estaba en segundo de la escuela primaria, y su hermano mayor había cambiado, con su mayoria de edad ya no jugaba con él, se iba con sus amigos y sus motos. Stefano queria ir con él, por eso Luca le prometió que cuando cumpliera los quince podría acompañarlo en sus "negocios". Porque en aquel entonces Stefano no lo sabía, pero al cumplir quince, tal y como su hermano le prometió le llevó a ver que se traia entre manos. Al ver a todos los amigos de Luca, sentados ante una mesa redonda y con cartas en la mano, supo de que se trataban los "negocios" de los que le habia hablado antes.
También se metió en el mundo de las motos, mientras sus padres querian que acabara con sus estudios obligatorios, por las mañanas iba a clases, y por las tardes su hermano le pasaba a buscar en moto para volver al "mundo al que él pertenecía" o así le parecia a él.


Al acabar con las clases, el mismo verano que terminó decidió irse a vivir con Luca, quien ya tenia 21 años y se había ido a vivir solo en cuanto tuvo oportunidad.
Una vez viviendo con su hermano, Stefano salía con él a las carreras, mientras ganaba dinero jugando al poker para comprarse una moto propia, allí hizo su grupo de amigos, todos de su misma edad más o menos, y así fue como Luca y Sstefano se fueron separando, aunque siempre hablaban al menos cinco minutos al día mientras uno se iba y el otro recién llegaba, o a veces llegaban juntos pero no se veian por mucho tiempo, porque al llegar siempre caian rendidos en sus camas y no se levantaban hasta que no habían descansado lo suficiente como para volver a las carreras y las cartas.

Una vez en su grupo Stefano disfrutaba cada momento que pasaba con ellos, sobretodo con Rocco, el chico que se había convertido en su mejor amigo, habían llegado a hacer verdaderas locuras juntos, hasta incluso llegaron a secuertrar un perro, Pepito, de las manos de una profesora, la cual le renia una especie de "odio" a la que en ese momento era la novia de Rocco, y obviamente aquel odio que sentia por ella era por el hecho de frecuentar con "ese tipo" de gente.


·Lobos·


El mismo verano en el que Stefano fue a la casa de su hermano, supo que algo le estaba pasando, algo que también le había pasado a su hermano, y que había hecho que cambiara, y tenía claro que también era algo que le había pasado a su padre, porque su hermano mayor se había convertido en la imagen indéntica de su padre.
Y al final pasó, estuvo varias semanas para acostumbrarse a aquella situación, y durante esas semanas gabía sido el momento en el que había tenido más contacto con su hermano desde que se habían separado. Stefano se había convertido en lobo, era un licantropo, y no podia evitarlo, Luca le comentó que varios de los que corrian con las motos o jugaban al poker eran como ellos, que liberaban tensiones montando en las motos.
Stefano entendió del todo el amor que le tenia su hermano a la velocidad cuando pudo comprobar lo que era correr con patas traseras y delanteras, como un animal salvaje, un lobo.
Queria hablarlo con sus padres, pero se dio cuenta de que su padre ya había cambiado, ya no seria el licantropo que había sido en su juventud. Pero le preocupaba lo que le pasara a su hermano menor ¿Paolo tambien seria así?


·Las Carreras·


Unos años después cuando Stefano apagó las veinte velas ya había conseguido la moto, ya se había acostumbrado a su condición de licantropo, y ahora era el que tenia la posta de Luca, ya que éste se había casado, al parecer por imprimación, aquello de lo que Stefano no queria oir hablar en mucho tiempo.
Corria en las carreras por diversión, no por el dinero, aunque igualmente le servia.
Pero una noche todo cambió, se iba a celebrar la última carrera del año, un 31 de diciembre, pero el chico aquella noche no tenia ojos para su moto ni para las cartas, sino para una una joven de unos 17 años, que había hecho que aquel dia no le importara nada más que ella.
La chica asistió a la carrera como llevaba haciendo desde hacía varias semanas, pero en aquella ocasión tenia a alguien sentado a su lado en el público, Stefano no iba a correr, sino que Rocco, su mejor amigo tomó su lugar por él y quiso correr en su puesto.

Pero aquel fin de año no fue como todos los anteriores desde hacía cuatro años, aquel fue uno que Stefano no querria recordar, uno que no querria ni siquiera haber vivido.

La carrera empezó, Rocco iba primero, como siempre que no corria contra su amigo, la carrera constaba de tres vueltas, el tiempo no ayudaba en las curvas y aunque en la primera curva muchos cayeron, Rocco seguia en pie, montado en su moto. Pero aquella suerte ceso cuando tuvo que repetir la vuelta por segunda vez y en aquella misma curva la moto de Rocco resbaló y el chico salió despedido de la moto hacia el asfalto.
En aquel momento Stefano deseó con todas sus fuerzas que aquella vez fuese él el fragil humano y que su amigo el licantropo fuerte como la piedra, pero aquello no fue así.
Stefano saltó y corrió hasta donde estaba el cuerpo de su amigo, las motos pasaban como balas a sus lados, Stefano rogaba que no le hubiera pasado nada a su amigo, pero ya no podia hacer nada, la ambuláncia llegó en cuanto los demas corredores hubieron acabado la tercera y última vuelta y los médicos pedían sin cesar que el joven soltara el cuerpo inerte de su amigo.

Aquella noche Stefano no paró por su casa, ni por la casa de la joven Simona. Dejó a Simona al dia siguiente, no quería que ella sufriera lo mismo que había sufrido él por su amigo, si a él le pasara algo, no quería que lo sientiera tanto, por eso decidió que era mejor conrtar cuanto antes aquel lazo que se había formado entre ellos.
Simplemente se alejó con su moto, sin parar hasta que veia que tenia que llenar de vuelta el tanque para poder seguir su viaje.

Más o menos después de un mes vagando por la nada, casi sin dormir, mientras la culpa de haber dejado que su amigo corriera en aquella carrera en la que tenia que haberlo hecho él, le rasgaba cada vez más su cuerpo por dentro. El joven, casi destrozado volvió a su casa, a casa de sus padres, para pedir que le prestaran dinero, que ya se l o devolveria, pero que tenia que alejarse de Italia, no podia vivir más allí. Por suerte fue a casa cuando solo se encontraban Paolo y su padre, quien no preguntó nada ya que se había enterado por boca de su hermano mayor.
Aquel día mientras Marco buscaba el dinero para darselo a su hijo, Stefano se dio cuenta de que su hermano ya empezaba a ser como él, y por ende también a su padre, aunque supo que siempre él seria el que había heredado los claros ojos de su madre.
Le sonrió a su hermano y a su padre antes de irse por la puerta, esperando que supieran perdonarle todo lo que había hecho años antas mientras ellos sabían a lo que se enfrentaba y lo que le podría haber pasado.


·Nueva Vida·


Hasta la fecha Stefano ha estado viviendo en Inglaterra, mientras jugaba al poker por dinero.
Aunque siempre que podia se escapaba hacia otros paises de Europa, ha llegado a visitar al menos una vez las capitales de todos los paises europeos.
Actualmente Stefano ha decidido viajar a Estados Unidos, exactamente a La Push, donde, segun ha leido en leyendas, habitan licántropos, un poco más de un siglo atrás no se lo habría creido, tan solo habría pensado que era una leyenda como todas las demás. Pero no fue así, sabía que podian existir los licántropos, tanto como que él era uno. Así que no le vio problema en ir a ver si de verdad residian licántropos por allí, a lo mejor entcontraba un buen lugar donde pasar una buena temporada


Datos extras:

-Conduce una Honda azul VF 750

-Al viajar por toda Europa colecciona llaveros con los monumentos o figuritas más famosos de cada uno de los paises.

-Ha seguido comunicandose con su hermano Luca, mientras el mayor sabía donde estaba debido a las postales que le enviaba de todos los países, aunque pocas veces, cuando le contestaba, le llegaban las cartas se Stefano, porque él ya se había ido a visitar otro país.

-Siempre lleva una baraja de cartas de poker encima.

-Aún cuando se fue a vivir con su hermano guardaba la foto de sus padres, al igual que la guarda ahora.

-Su peor vicio es el tabaco, sabe que no es bueno, pero no puede evitar que sea su segundo amor, claro esta que el primero es su moto.
avatar
Stefano Mancini

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 24/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stefano Mancini

Mensaje por Stefano Mancini el Vie Jul 03, 2009 1:49 pm

Temas:

La Push | Bosques | De Visita en La Push | 19 de julio | 6pm | reservado <-- Laura Greenee/Avelina Velasco/Artemisa Becka/Stefano Mancini

La Push | La Playa | Fotografías | Sábado, 24 de Julio | 9:00 am | Reservado <-- Samantha Cohen/Stefano Mancini
avatar
Stefano Mancini

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 24/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.