Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Michelle Duncan el Jue Jul 23, 2009 12:12 am

Me senté en el cordón de la vereda, tenía la bufanda enroscada en mi cuello sin prestarle atención al calor que me producía llevarla puesta. Aún conservaba su aroma.
Desde que lo llamé por teléfono había estado esperando este día. Él me debía muchas respuestas, y yo tenía aun más preguntas. Me emocionaba el verle, aunque tenía miedo de que ahora que en verdad me conociera, me rechazara y se aburriera de mí. Había pasado cerca de media hora -una exageración para mí- buscando el atuendo perfecto. Algunos colores eran demasiado llamativos, otros conjuntos muy aburridos. El equilibrio venía de la mano del vestido blanco y mis infaltables zapatillas púrpura. Nunca había considerado que el aspecto exterior tuviera tanto peso... pero él no podía tomarme como una niña. No, porque no lo era. Incluso había usado mi maquillaje de emergencia, sólo había resaltado mis ojos. Mamá siempre me decía que tenía ojos hermosos, y que debía aprovecharlos.
Tenía separados un par de escritos que quería mostrarle si se daba la ocasión, o tal vez sólo viniera a buscar su bufanda y seguiría su camino. Entonces podría declararme una ilusa. Pero no podía evitar el sentirme atrapada. Había algo en él que me hacía sentirme tanto cómoda como incómoda, tanto interesada como desinteresada. ¡Había tanto de él! Me preguntaba si algún día llegaría a conocerlo realmente. Pero eso sólo podría pasar si él en verdad le gustaba pasar tiempo conmigo. Su valioso tiempo... Se había ido tan rápido que todavía seguía encontrando diferentes razones. Trabajo, una novia... ésas eran las dos ramas principales y en cada una de ellas había cerca de mil historias. ¡Mi imaginación tan prodigiosa! Mi padre me repetía siempre que imaginaba demasiado, y tenía razón.
Si bien había tratado de mostrarme normal, como cuando nos conocimos, Vince debió soportar mi emoción cuando colgué el teléfono. ¡Vendría a verme! ¡Que cosa tan grandiosa! Pero no le di explicaciones explícitas. Le había dicho que era mi amigo, que había chocado con él, y que me había dado su número telefónico. Al principio me increpó sobre él pero respondí con un lógico «no sé», a pesar de que si estimaba que edad tendría. Vale aclarar que hasta que no lo llamé barajaba varias posibilidades. Que el teléfono fuera falso y nunca más lo encontrara y entonces me quedara con su bufanda para siempre, o que en verdad fuera su teléfono y me dijera que quería volver a verme y fuera una mala persona que buscara robarme, o incluso violarme. Y la tercera, que todo saliera bien. Creía firmemente en la tercera, pero la escuela de Ralph me aseguraba que debía tener en cuenta todas las posibilidades.
En cuanto finalicé con la llamada y expresé mi alegría, Vince me cuestionó sobre todo lo que haríamos o dejaríamos de hacer, ¡ni siquiera mi padre me trató de esa forma alguna vez! A Ralph no le importaba si se trataba de sus amigos, incluso le hubiera dado lo mismo si alguno de ellos se atrevía a ponerme una mano encima.
La bufanda me estaba dando calor así que me la quité. Entonces me di cuenta de semejante error. ¡Ni siquiera habíamos planeado algo para hacer! Esperaba que no quisiera quedarse en casa, sería un pésimo momento si Vince descubría que a mi amigo tenía dos años menos que él y cuatro más que yo. Me tranquilicé pensando que tendría él algo en mente. Salir a caminar… pasear, hablar. ¡Estaría encantada de hablar con él! Si viéramos una película sería un desastre, ni siquiera podría verlo a la cara. Por lo que me acordaba, era muy bonito.


Última edición por Michelle Duncan el Dom Ago 09, 2009 4:21 pm, editado 1 vez
avatar
Michelle Duncan

Cantidad de envíos : 52
Fecha de inscripción : 16/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Brian J. Whalen el Jue Jul 23, 2009 7:23 pm

Como Brian había jurado para si mismo en el instante en el que le entregaba el papel a la chica, ella le había llamado, parecía bastante nerviosa al hablar con él, pero logró que no se sintiera peor cuando demostró un gran interés en volver a verla, y no precisamente para recuperar su bufanda, ya que tenía claro que acabaría por regalársela.
Habían decidido quedar aquel día que comenzaba, en su casa, no hubo problemas, Brian no quería que fuese en su propia casa, no por algo especial, sino porque no quería que la chica tuviera que hacer tal viaje desde Port Angeles hasta Seattle, además suponía que tenían que hablar, la chica se había quedado con varias preguntas hechas al aire el día en el que se había conocido, por eso tampoco quería que la chica tuviera que volver a su casa a saber a qué horas, y obviamente lo que le preocupaba no era que tuviera que volver sola, porque Brian habría jurado que no le molestaría para nada que él la llevara en su moto, solamente dudaba de la reacción de sus padres, o de quien quiera que fuese la persona que la esperaba en casa.

Y la hora llegó, la hora de partida, en la cual como cada vez que salía, Brian tomó el casco de su moto, por suerte hacía poco que la habían arreglado del incidente que había tenido delante de la casa de Olivia Rush. Cerró la puerta de su casa y a los segundos la moto ya estaba andando al final de la calle.
El viaje fue bastante tranquilo, Brian tenía pensadas las respuestas que le daría a la chica, había recolectado títulos de algunos de sus libros, los cuales había firmado con nombre de hombre. Unos que había escrito hacía unas pocas décadas, seguramente no los conocería, no llegaban a ser clásicos de la literatura.

Al llegar a la calle que la chica le había dicho la encontró allí, sentada en la acera, con su bufanda en la mano, aquello hizo sonreír a Brian al recordar la verdadera finalidad de aquel encuentro. Fue bajando la velocidad a medida que se iba acercando hasta que frenó estando justo en frente de la joven.
Seguía tal y como la recordaba, su memoria aún no le fallaba. Se quitó el casco y le sonrió a la chica, bajó de la moto y la dejó parada con el casco guardado en el asiento, como siempre hacía. Se acercó a la chica aún con la sonrisa en su rostro- Hola de nuevo, de verdad me alegra que me llamaras, esperaba volver a verte- dijo sinceramente, le había parecido interesante entablar una conversación con la chica, al menos una que durara más de quince minutos.
avatar
Brian J. Whalen

Cantidad de envíos : 145
Fecha de inscripción : 17/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Michelle Duncan el Lun Jul 27, 2009 1:36 pm

Y en efecto tenía razón.
La moto frenó ante mí, se dirigió él con una sonrisa y unas palabras que me dieron cosquillas, incluso me ruboricé. Porque una persona como él... ¿se pasaría el tiempo con una joevncita como yo? Parecía tan bueno y agradable, que si de mí dependiera, ya le habría dicho que mi casa estaba abierta todos los días el año. Además de su pasión por la literatura... ¡cuántas maravillosas cosas podríamos charlar! De sólo imaginarme lo sofisticada que sería la charla...
-Hola -sonreí-. También yo -añadí y me levanté-. Bueno, creo que esto te pertenece, ¿no? Te la olvidaste en mis manos accidentalmente -amagué que se la entregaba pero la enredé en mi cuello y le sonreí al tiempo que me mordía el labio inferior-. No, aún no me despido de ella.
Y espero que tú tampoco de mí.
avatar
Michelle Duncan

Cantidad de envíos : 52
Fecha de inscripción : 16/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Brian J. Whalen el Lun Jul 27, 2009 1:49 pm

La joven en verdad se alegraba de volver a verlo, y a Brian también le agradaba su compañía, sabía que no era una más, no era como todas las demás mujeres que solamente volvían a llamarlo para otra noche loca, ella no, estaba seguro de que ella esperaba entablar una conversación animada sobre literatura con él, era una jovencita, no pensaba en otras cosas, y eso a Brian le gustaba, era gratificante saber que al menos algunas personas si sabían de buena literatura y les gustaba charlar.
Y no iba a decir que no, porque sería mentir, la chica era bastante interesante y simpática, pero simplemente no podía pensar en ella como algo más que una amiga con la cual hablar, porque no era ético, ella era una jovencita, no se permitía pensar de otra forma hacia ella.

Le habló de la bufanda, la bufanda, ya se había olvidado de ella desde que le comentó lo mismo durante la llamada.
Aunque pensó que se la daría, la chica se la colgó al cuello y dijo que aún no se despediría de ella.
-Tranquila, no he venido por la bufanda, puede que si no me la des pronto, me olvide de ella y vuelva a dejarla en tus manos- dijo sonriente mientras se acercaba a la chica y movia un mechón de pelo de la chica para que quedara libre de la bufanda. Ya que se había quedado por debajo.
-Igual luego recordaré que te la has quedado y tengamos que volver a vernos- agregó levantando las cejas imitando un gesto de sorpresa por su idea.
avatar
Brian J. Whalen

Cantidad de envíos : 145
Fecha de inscripción : 17/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Michelle Duncan el Jue Jul 30, 2009 1:51 pm

No pude evitar reírme incluso de los nervios. Me tapé entonces la cara con las manos hasta que me sentí confiada de levantar la vista. ¡Que ridícula que era! Seguro él me odiaría. Diría: es una niñita. Y tal vez nunca volviera por su bufanda, imaginé un armario llena de todas las bufandas idénticas que usaría con cada chica que conociera. Aunque esa imagen se borró rápido de mis pensamientos, no podía creer que fuera una mala persona y sólo pretendiera ciertas cosas que yo no.
-Entonces Sr. Brian, ¿qué gusta hacer? -le pregunté- Podría querer dar un paseo, mientras que acepte los riesgos de caminar con una jovencita con mala suerte. Puede que que prefiriese señor, ir a tomar un café. O tal vez tengas mejores ocurrencias que yo -finalicé con una sonrisa luego de cambiar la tercera persona a la primera.
¡Estaba tan nerviosa! Tal vez la idea de una película no era mala, entonces no tendría que ruborizarme por su mirada o titubear antes de hablar. Se cansaría de mis risas tan rápido que debería inyectarme algo para los nervios. ¡Y es qu cuando estaba así, nada me salía mejor que reír y hacer el ridículo! Sí, porque me pondría a decir pavadas y hacer gesticulaciones estúpidas. Necesitaba calmarme, confiar en mí y en él.
avatar
Michelle Duncan

Cantidad de envíos : 52
Fecha de inscripción : 16/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Olivia Rush el Dom Ago 09, 2009 4:20 pm

Quería ver a Vince, sacarle un poco el polvo y llevarlo a pasear.
Bonito día para un vampiro con un humano de compañía.
Que vueltas da la vida para terminar con un amigo como él, siempre me había llevado bien con los rebeldes, los perdidos, como Neil y Liam. Con ellos destruíamos cosas, hacíamos escándalos, armábamos peleas.
Con Vince esperaba ir a pasear inocentemente por el bosque o algo así. Quizás me quedaría en su casa...
Pero no.
Sentía que un humano se encontraba allí. Seguramente era Michelle, su prima, a la cual no conocía aún.
Pensé lo genial que sería presentarme a ella y ver cómo reaccionaba, que tanta sangre Duncan tenía. Esperaba una respuesta como la de su primo, molesta y con aire de superioridad. Pero me decidí por tomar otro camino y evitarla para no crear problemas.
Tomé unas cuadras atrás de su casa. Si no había testigos podría trepar por los tejados y entrar por la ventana de su cuarto.
Y en eso estuve hasta que en lo más alto vi que la pequeña Duncan estaba acompañada.
Un vampiro.
Un vampiro vegetariano.
Un vampiro vegetariano conocido.
Un vampiro vegetariano llamado Brian.
¿Qué diablos hacía él hablando con una humana?
Con precisos saltos bajé y me aparecí detrás de Michelle con los ojos fijos en su acompañante.
-Buenas tardes -saludé cordialmente-. Tú debes ser Michelle, ¿está Vince en casa? - pregunté aún sabiendo que él se encontraba allí, sólo quería interrumpirlos y ver qué tal iba esa conversación.
Le dediqué una fugaz mirada a la joven y luego volví al vampiro, sonriéndole con mis dientes al descubierto. Una sonrisa intentando entregar un mensaje de amenaza, o de advertencia.
avatar
Olivia Rush

Cantidad de envíos : 232
Fecha de inscripción : 03/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Michelle Duncan el Dom Ago 09, 2009 5:00 pm

Me sobresalté con la llegada de la amiga de Vince. Tanto, que me alejéunos centímetros hacia donde se encontraba Brian. Entonces la observé bien. Cabello pelirrojo, tal como el mío. Y una sonrisa dedicada a... ¿Brian? Insinué que lo conocía, pero no estaba del todo segura. Sin embargo preguntó por mi primo. Busqué una manera de sonar cordial, puesto que me alarmaba su presencia, ni siquiera sabía cómok había aparecido detrás mío si mi espalda se encontraba enfrentada a la puerta de la casa. Decidí alejar esos pensamientos y sonreí.
-Sí, Michelle, un gusto -y le extendí mi mano para que la apretara- ¿Tú eres...? Vince está dentro -añadí-. Y la puerta abierta.
Si Vince salía, se encontraría con mi amigo y eso no era bueno. Miré a Brian, su expresión me llamó la atención.
avatar
Michelle Duncan

Cantidad de envíos : 52
Fecha de inscripción : 16/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Brian J. Whalen el Mar Ago 11, 2009 7:41 am

El joven vampiro sonrió ante la propuesta de la chica que tenía a su lado, estaba dispuesto a dar un paseo y disfrutar de una conversación, e incluso le invitaría a un helado o un café, lo que ella quisiera solamente para poder gozar un rato de su compañía tan cálida y adorable.

Pero cuando quiso dar el primer paso, el control de sus movimientos se puso a cero, sin dejarle moverse para nada, con todos los sentidos alerta sintió como alguien estaba por los alrededores, alguien que él conocía, un vampiro.

Y pronto el vampiro entró en escena, Olivia Rush, la conocía, vaya si la conocía, aquel encuentro en su casa el día de lluvia era casi imposible no recordarlo. Cuando ella apareció en su campo de visión, el cuerpo de Brian se tensó, pero no por Olivia sino por Michelle, la pequeña y dulce humana, tan frágil como el último suspiro de un corazón a punto de morir, y tan delicada como la vida misma. Aquella fue la primer preocupación que abarcó la mente de Brian, el hecho de que Michelle pudiese acabar siendo víctima de la vampira pelirroja que se encontraba ahora en frente de los dos.

Inconscientemente Brian posó uno de sus brazos alrededor del cuello y hombros de Michelle, solamente para sentir que la protegía, y para asegurarse de que su bufanda, que ahora era pertenencia de la joven, cubría su cuello a la perfección. No sabía porqué, pero tenía la sensación de necesitar proteger a aquella chica.

-Michelle, ¿quien es tu amiga?- preguntó haciendole saber a Olivia que, aunque seguramente no lo cumpliría, no debía contar nada sobre su encuentro, ya que a nadie le interesaría saberlo- o mejor dicho la amiga de tu....de Vince- en aquel momento algunas preguntas sobrevolaron su mente, ¿Quién era Vince? ¿sería su hermano? ¿Estaba dentro de la casa? ¿Vivirían con sus padres?. Si alguien salía por la puerta de aquella casa, encontraría una escena un tanto extraña.
avatar
Brian J. Whalen

Cantidad de envíos : 145
Fecha de inscripción : 17/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Olivia Rush el Sáb Ago 15, 2009 2:57 pm

Mi sonrisa no se despegó de mi rostro ni por un instante.
Mi vista se fijó en el humano, con una mirada tierna.
-Oh, Olivia Rush. Mucho gusto -contesté antes de que la joven emitiera sonido alguno. No le tendí la mano a ella sino a su amigo-. Tú eres... -miré confusa al muchacho. ¿Qué diría él? ¿Diría algún nombre falso?- tu rostro me parece conocido, seguramente te he visto en ese bar, ¿me equivoco? -le pregunté mientras hacía señas con mis manos- No. Seguramente estoy equivocada, el joven que conozco, quien se parece mucho a tí... -jugueteé con la realidad y mi imaginación- no sería capaz de estar con tan tierna muchachita -tomé el mentón de Michelle para sacudirle un poco el rostro- a menos que quisieras asesinarla -eché a reír por mi supuesta broma-. ¡Vince! ¡Vince! -grité hacia adentro sin despegar mi mirada de los dos que se encontraban frente a mí- ¡He llegado!
¿Qué pensaría Vince al enterarse que su frágil prima conocía a un vampiro?
Veamos...
avatar
Olivia Rush

Cantidad de envíos : 232
Fecha de inscripción : 03/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Michelle Duncan el Sáb Ago 15, 2009 3:19 pm

Me guardé mi mano cuidadosamente al ver que la amiga de Vince no parecía interesada en saludarme. Y luego mi corazón se aceleró de una manera extraña, pues Brian me había acercado a sí como si quisiera decirle a la joven que yo estaba con él. Se me hizo un nudo en el estómago de los nervios y no pude evitar sonreír. ¡Odiaba eso! Los nervios sólo actuaban de mala manera en mí. Eso significaba que quería dejarle en claro a la joven que... ¿iba a protegerme? Me asusté pues mis pensamientos no me dirigieron en forma clara a un punto de paz. La preocupación que sentí en la voz de Brian y la contraria despreocupación en quién se presentó como Olivia, me dieron a sospechar y miles de preguntas se atascaron en mi garganta. Escuché todo lo que le dijo a Brian con mucha atención. Entonces mencionó que podría conocerle, que le parecía que lo conocía...
-¿Qué? -grité superponiéndome a ella con el corazón acelerado de tal manera que temí que se me saliera del cuerpo. Había escuchado claramente sus palabras. A menos que quisieras asesinarla... Tal vez no estaba tan lejos de aquellas teorías malas del principio. Pero Brian, ¡él era incapaz! No sabía qué sentir, qué pensar. Porque confiaba en Brian aunque lo conociera hacía tan poco tiempo, y no desconfiaría de una amiga de Vince, él no tendría esa clase de amigas.
Me zafé de Brian, y lo miré los ojos cargada de emociones contradictorias.
-¿Está mintiendo, verdad? Tú nunca asesinarías a nadie, tú nunca serías capaz de... ¡tú no te atreverías! -exclamé.
Luchaba en mi interior para no decepcionarme, para no sentirme ultrajada. Luchaba para encontrar la mentira en medio de las verdades que flameaban como banderas en mi corazón.
avatar
Michelle Duncan

Cantidad de envíos : 52
Fecha de inscripción : 16/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Brian J. Whalen el Sáb Ago 15, 2009 4:46 pm

En un principio Brian pensó que Olivia había comprendido y aceptado la idea de no conocerse, por lo que cuando ella formuló su pregunta le respondió tranquilamente- Brian Johann Whalen, un placer- se presentó por segunda vez ante la chica mientras miraba su mano estirada, la cual le parecía que debía ir dirigida hacia la chica a su lado, pero de todas formas a estrechó durante unos pocos segundos y dejó que su brazo volviera a su posición anterior.

Al rodear el cuello de Michelle sintió como su corazón se aceleraba, pero no hizo nada, ningún gesto ni movimiento, primero porque sabría que ella se pondría aún más nerviosa y tampoco quería darle a Olivia una razón para regodearse de la dulzura y la humanidad de la chica.

Pero no solo por aquello fue que no hizo ningún movimiento, también fue porque no podía, debido a las palabras de la vampira que le miraba, insinuaba que lo conocía, pero luego continuó con el teatro dejando claro que no era el chico al cual había conocido porque él no estaría con una chica como Michelle, Brian se detuvo a pensar e intentar descifrar lo que la mujer estaría tramando, sabía cómo era, y de seguro tenía algún comentario para agregar antes de dejarlos en paz.

Y el comentario llegó, insinuó un asesinato, comentó algo de un asesinato hacia Michelle, cosa que hizo que Brian estuviese a punto de abalanzarse sobre Olivia, pero aquello no sucedió, lo que ayudó a Brian a contenerse y no hacer ninguna locura fue la voz de la joven, la inocente voz de Michelle, que pronunció un “que” bastante alto y claro como para que los sentidos de Brian se centraran en ella.
Giró su rostro para mirar el de la chica que estaba a su lado y allí lo vio, una clara marca de espanto, y sorpresa a la vez. Había temor en su mirada, temor mezclado con una especie de desesperación por saber lo que pasaba.
Le preguntó a Brian si lo que había dicho Olivia era mentira, que él nunca asesinaría a nadie. Y lo único que pudo hacer él fue mirarla, mirar a sus ojos y ver todo lo que ella sentía, no necesitaba ningún poder especial ni ninguna prueba, incluso si ella no hubiese hablado, sabía perfectamente qué era lo que ella quería saber, sus dudas, sus sentimientos, todo se veía en su mirada, Brian se quedó asombrado de lo que una jovencita podía hacer, de lo mucho que podía expresar.

Se inclinó para que su rostro estuviera a la altura del de ella y posó sus manos sobre los hombros de la chica con suavidad.
-Nunca lo haría, no sería capaz de asesinar... no me atrevería siquiera a seguir viviendo si acabara con tu vida- habló con gran sinceridad, y sabía que sus ojos lo demostraban, ella esperaba respuestas, pero no respuestas orales, sino respuestas en una mirada, y la mirada tranquilizante que le brindó, sabía que era lo que ella necesitaba en ese momento.
Y para mejor, Brian sabía que no mentía, no había dicho esas palabras solo por decir, sino que de verdad estaba seguro de aquello, estaba dispuesto a proteger la vida de aquella chica ante cualquiera que quisiera hacerle daño.
avatar
Brian J. Whalen

Cantidad de envíos : 145
Fecha de inscripción : 17/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Olivia Rush el Sáb Ago 15, 2009 8:04 pm

Puse los ojos en blanco ante esa declaración de amor.
¿Brian enamorado de la pequeña Michelle? Patético él, y sí, tan patético como yo.
Reí al escuchar sus palabras y me mordí el labio inferior aún incrédula ante eso, si la joven humana se enterara cómo su noviecito y yo nos conocimos...
Pero no le convenía a él ni me convenía a mí. Brian sabía jugar tan bien como yo y por respeto a Vince -maldito código de pandilla- debía cuidar a su prima de las garras de un vampiro... ¿vegetariano? Vuelvo a lo de antes, qué patética puedo llegar a ser.
Hice una seña como sin darle importancia a la escena y entré a la casa de los Duncan.
-¡Vince! ¡Vince! Olivia aquí reportándose... -grité- ¿Dónde te encuentras?
Y allí lo vi. Me apoyé en el marco de la puerta de la habitación en donde se encontraba.
-Ven a mí, amorcito -bromeé entre risas-. No. Escucha. No sabes el maravilloso regalo que te tengo afuera -señalé con mi dedo hacia atrás-. Debes estar orgulloso de mí, estoy velando por tu bella prima, quien en este momento se encuentra con alguien muy parecido a mí -reí-. Sí, eso mismo, no tienes idea de lo parecido que es, incluso la piel que se esconde debajo de su ropa interior se compara con la mía... -suspiré a modo de mostrar la excitación que sentía ante ese recuerdo- Lo preocupante es que Michy -hice comillas con mis manos ante el sobrenombre- también quiere saber hasta qué punto él y yo nos parecemos -me acerqué a él y apoyé mis manos sobre sus hombros-. Puedo matarlo si lo deseas, ganas no me faltan... creí que era hombre de una sola mujer -reí nuevamente-.
avatar
Olivia Rush

Cantidad de envíos : 232
Fecha de inscripción : 03/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Vince Duncan el Vie Ago 21, 2009 10:26 pm

Los domingos eran el día que Vince más odiaba. En sus viejos tiempos recordaba el dolor de estómago y cabeza que lo aquejaban luego de sobrevivir a una noche con sus amigos. Claro, sus amigos que nunca fueron en realidad sus amigos. Sí, en ese entonces Vince creía que debía ser cómo los demás. Pero al fin había negado esa estúpida frase y se dedicaba a lo que él más amaba. La filosofía.
Los domingos eran ahora agradables, solía pasarlos creando preguntas para la clase, repasando los temas antes de darlos, releyendo las viejas frases con las que se había identificado alguna vez. Estaba, entonces, concentrado con un libro de Platón en las manos, en un pequeño sillón ubicado en el entrepiso.
Sabía que un amigo de Michelle iría a visitarla. Si bien le había preocupado al principio, y había intentado sacarle toda clase de información, ahora estaba seguro pues, Michelle nunca le mentiría. Su prima sería incapaz de hacer semejante cosa, así que confiaba en ella y eso le relajó al punto de olvidarse del tema.
Unos gritos provenientes del piso inferior, incluso de afuera, hubieran provocado una furia. ¿Quién se atrevía a molestarle? Pero era Olivia, y ella era su amiga. Y valía más que lo que tal vez hubiera leído cientos de veces.
Llevó el libro hasta la biblioteca -también el entrepiso-.
-¿Olivia? -preguntó, aunque nunca podría haberse equivocado- La puerta está abierta.
Ingresó su habitación y se sentó en la cama a esperarla. Le sonrió cuando la vio pero lo que ella dijo no era digno de una sonrisa.
-¿Qué? -preguntó entre risas- No estoy para juegos hoy. Es importante que Michelle tenga amigos, está creciendo. Espero que no le hayas arruinado la cita con ese compañero de escuela, tus bromas son siempre muy ocurrentes. ¿Cómo han estado tus días? -preguntó cambiando inocentemente de tema.
avatar
Vince Duncan

Cantidad de envíos : 198
Fecha de inscripción : 05/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Michelle Duncan el Dom Ago 23, 2009 4:03 pm

Sonreí. Cuando Brian dijo tales palabra ssimplemente le creí. Todas y cada una de sus palabras llegaron a mí como una cálida a brisa de verano en pleno invierno. Sentí como si me llenaba de emoción otra vez, aunque flotó en el aire una sensación de incomodidad cuando Olivia se fue. Había preguntas que yo tenía que hacerle, y tenía una vaga impresión de que no quería responder preguntas. Se destaba una lucha interna: quería saber sobre él, pero no quería que se enojara y terminara nuestra diminuta relación.
-¿La conoces, Brian? -pregunté- Bueno, sólo en el caso de que quieras responderme, ¿no? Es tu vida privada, no soy quién... ¡Lo siento, lo siento! -me zafé de sus brazos y me caí al pasto por pisarme los cordones. Enseguida mi cara tomó el color de mi cabello y bajé la mirada al suelo para comenzar a atarme los cordones.
¡Genial! Soy un desastre y él va a odiarme.
avatar
Michelle Duncan

Cantidad de envíos : 52
Fecha de inscripción : 16/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Brian J. Whalen el Lun Ago 31, 2009 8:58 pm

La vio sonreir, la vio caer, la vio sonrojarse, y lo único que hizo fue agacharse hasta que sus rostros estuvieron a la misma altura, arreglarle los mechones de pelo que se habían zafado de su lugar, y sonreir.

Con una sonrisa nostálgica, por recordar lo que él una vez había sido, y lo que no podría volver a ser. Por eso sentía que la vida de aquella joven que estaba delante de él, era muy preciada, que debía protegerla.

Esperó que acabara con sus zapatos, la tomó del brazo y le ayudó a incorporarse nuevamente.
Recordaba la pregunta que ella le había hecho, lo recordaba como si cada vez que veia sus ojos éstos se la repetían, la recordaba incluso antes de que ella la formulara, porque su mirada, su gesto, toda ella quería saber si conocía a Olivia Rush.

-No te mentiré, la conozco, sí. Pero no es nada importante, no tendría porque ocultartelo, creeme no entra para nada en mi vida privada- explicó con una voz tranquila que solamente un vampiro puede proyectar, y aunque el día en el que conoció a aquella vampira que ahora estaba dentro de la casa, aquel día podría decirse que si entraba en su vida privada, pero él no lo veía así, él no tenía vida privada, porque teoricamente, no tenía vida.
avatar
Brian J. Whalen

Cantidad de envíos : 145
Fecha de inscripción : 17/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Olivia Rush el Lun Ago 31, 2009 10:07 pm

Puse los ojos en blanco.
-Vince, siempre el mismo incrédulo. Recuerda que todas las veces que no me creíste terminaste arrepintiéndote, decías que no era un vampiro y mira con quien hablas -puse los brazos en jarra como una madre molesta regañando a su hijo-. Me importa poco y nada Michelle, pero no creo que te agrade la idea de que se convierta -dije con un canturreo de burla-. ¡Oh! Se vería maravillosa con unos filosos dientes, brillantes, perfectos. ¿Y estos ojos rojos? -señalé los míos- ¡Qué maravilla! Ya ves lo bien que quedan con el cabello del mismo color... Su piel mortecina, puedo imaginarla -entrecerré los ojos-. Es una lástima que Brian se encargue de ella, me encantaría ser su redentora. No tienes idea de lo bien que huele, su sangre es tan perfecta... Limpia, pura, pero no deja de ser toda una tentación -pasé mi mano por el mentón rápidamente como secándome la saliva-. Me imagino la sangre fluyendo debajo de su delicada piel, llegando a mis labios... Al principio, sí, debo admitirlo, da un poco de impresión el ruidillo que hace la piel cuando se rasga con la mordida, pero te acostumbras... Sí, sinceramente el papel de vampiro le fue destinado antes de nacer -comenté pensativa. Era obvio que Vince no se resistiría a ese teleteatro, reaccionaría enseguida-. Vince... -lo miré fijamente con una sonrisa maliciosa y fui despacio hacia su lado- Ve a verlo tú mismo, no quiero arruinarle la cita, tú sabes que sería la última, ya que de arruinar una común y corriente con alguien mortal, estaría impidiendo que Michelle perdiera hoy mismo su virginidad -suspiré como resignada-. Pero esta cita no es común y corriente, y Brian Whalen no es mortal -tomé su mano y eché un vistazo hacia adelante, como invitándolo a ir conmigo a verificar lo que sucedía-.
avatar
Olivia Rush

Cantidad de envíos : 232
Fecha de inscripción : 03/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Vince Duncan el Lun Sep 07, 2009 9:55 pm

Resopló.
-Olivia, ¿por qué haces esto? ¿Estas celosa de Michelle? No sé cuánto conoces a ese Brian Whalen, y no es un vampiro, porque Michelle lo sabría, le encantan esa clase de libros. No es estúpida si es lo que crees, ella sabe qué le conviene y qué no, ella no se arriesgaría a mentirme y ni siquiera a estar al lado de alguien que desea su sangre. Aunque sí, es valiente, pero eso no quita que sea precavida. Además, no creo que Michelle vaya a dejar que la violen, eso te lo aseguro. Y Michelle fue educada lo suficientemente bien por el tío James, ella sabe cómo manejarse en la vida. No intentes convencerme de absurdeces sólo por el mínimo hecho de que quieres llamar la atención. Y te probaré que es cierto, pero te aseguro que estás logrando que esté a punto de arruinar la cita de Michelle.
Fue él quién de su mano caminó derecho y firme hacia abajo, para al abrir la puerta encontrarse con menuda sorpresa.
-¡Suéltala! ¿Quién te crees que eres? Te ordeno inmediatamente que vengas aquí, Michelle.
Su expresión se había tornado grotesca y posiblemente era la expresión que significaba que el enojo no se le pasaría ni siquiera con una explicación lógica.
avatar
Vince Duncan

Cantidad de envíos : 198
Fecha de inscripción : 05/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una bufanda de excusa y algo más | 9 de agosto, 4 p.m. | Reservado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.