Samara La'Fortune

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Samara La'Fortune

Mensaje por Samara La'Fortune el Vie Jun 05, 2009 1:22 am

Nombre: Samara Christel Morgan
Luego, lo cambié a Samara Christel La’ Fortune Danvers.

Apodo: Sam, Samy, Chris.

Especie: Híbrido

Poder: Curación. Puede sanar a todo el que toca, plantas, humanos, licántropos, vampiros. También puede chupar la vida de aquel a quien toca, puede manipular su poder como quiere.

Fecha de nacimiento: 12 – 07 - 1940

Edad: 169 años.

Lugar de Residencia: Forks. En casa de mi prima Ghisselle.

Descripción física:
Estatura promedio de una joven de quince años 1.63 cm.
Cabello rizado.
Cabello amarillo (Rubio).
Ojos café
Piel blanca marfileña, pálida.
De contextura delgada.
Delicada.
Cabello largo (Hasta la mitad de la espalda)
Voz dulce y melodiosa

Descripción psíquica:
Amigable.
Extrovertida.
Habladora.
Pacífica.
Me encanta comprar excesivamente.
Amorosa.

Ocupación:

He estudiado enfermería.
3 veces Danza.
2 veces Música
2 veces idiomas.
Pienso estudiar Literatura o escritura cuando salga de la secundaria de Forks.

Familia:
Christel Morgan.
(Madre humana)

Murió al tenerme, odio decirlo, pero desgraciadamente me comí su vientre.

Stuard Morgan.
(Padre Vampiro)

Era un gran padre, pero le gustaba mucho la sangre humana y con mi madre adoptiva, me acostumbré a la comida vegetariana y a la humana, por ello nos distanciamos. A veces hablámos, pero no mucho, es muy egocentrico y además parece mi hermano gemelo. Ya que solo aparenta 19.

Sharon La’ Fortune
(Madre adoptiva)

Era la mejor amiga de mi mamá. Cuando mi padre se enamoró de ella, Sharon ayudó a mi padre a cambiar sus hábitos de alimentación, luego de tres años de novios, mi mamá tuvo la misma edad de mi padre en apariencia y pudieron casarse, cuando lo hicieron resulté yo. Luego de que mi mamá murió, Sharon me adoptó y mi padre se dedicó a comer humanos de nuevo. Sharon es dueña de unas cuantas empresas y me ha criado como a su propia hija. Cambiamos de nombre cada quince años, aunque sigo teniendo un nombre por S y con segundo nombre Christel.

Ghisselle Sabrina Danvers.
(Prima)

Ghisselle estudió conmigo cuando tenía doce años y vivía en España. Me tocaba aparentar desde los doce hasta los veinte, por eso la conocí. Cuando se convirtió en –Vampira la conseguí divagando en un bosque y la llevé con mamá. Allí vivió con nosotros un tiempo y se convirtió en una familia par mí. Es como mi hermana, por eso tomé su apellido, con su permiso claro.

Historia Personal:
Christel Dale una joven de 17 años se dedicaba a dibujar cundo no tenía nada que hacer (Bailar y cantar, eran sus oficios), un día, mientras pintaba u paisaje lluioso vió a lo que le pareció un ángel caído del cielo. Jonathan Stuard Morgan era un joven de 19 añon muy apuesto, guardia de la realeza en Inglaterra. Christel se enamoró perdidamente de Stuard, ambos se vieron en un par de oportunidades más en el mismo parque donde Christel dibujaba y desde allí, él comenzó a cortejarla, lo que Christel no sabía era sobre la condición “especial” de Stuard, era un vampiro.
- Eres tan hermosa – Repetía siempre Stuard.
- Tú lo eres más – reía siempre Christel.

Un día mientras disfrutaban de la lluvia, en la casa de Christel, el se sentó junto a ella con el rostro algo ceñudo.
- Debo decirte algo Chris – tomó su barbilla en su mano.
- ¿Qué cosa? – ella se puso pálida
- Es algo que no se como vallas a tomar, pero no quiero dejarte, te amo.
- ¿Me dejarás?- Jamás – dijo – te amo.
- ¿Entonces?
- Es que yo… no soy lo que tu piensas, soy un vampiro, una criatura sin alma.Christel estalló en risas y le besó; él la separó con bursquedad preguntandose si se burlaba de ella.
- No estoy bromeando, es algo muy serio.
- lo se – dijo ella – es que ya lo sabía.
- ¿Qué?
- ¿Conoces a Sharon?
- no
- Bueno, ella fue mi nana cuando tenía dos años. Luego la vi hace un par de años y tenía la misma apariencia, la seguí y la descubrí, luego tuvo que contarme todo.
-¿Lo sabes?
- Si – asintió – y también se porque tus ojos son tan peculiarmente rojos y los de ella amarillos.
- ¿No te da miedo?
- No – dijo – eso hizo que m enamorara de ti.

Ambos fueron novios durante tres años, y se casaron cuando Christel cumplió 19, pensaban convertirla pero hubo una pequeña sorpresa. Christel estaba embarazada. En un mes su vientre había crecido mucho. Stuard estaba a su lado junto a Sharon, nunca se separaron hasta que un día su estomago comenzó a moverse, trataron de ayudarle pero en cuestión de segundos ya el camino de salida de la pequeña niña había sido masticado. Stuard lazó la bebé contra el piso y Sharon la tomó, Stuard trató de hacer algo, pero fue imposible.
(Esa es la historia que siempre me han contado y que me he imaginado)

Mi papá nunca me quiso, siempre me mantenía alejada de él, Sharon se encargó de mí desde que puedo recordar, me alimentó y me enseñó a alimentarme de animales y a respetar la vida de los humanos. Y, aunque no puedo negarlo, su sangre es mejor, amo a los humanos, no puedo matarlos. Crecí en cuatro años, y me quedé con la apariencia de una chica de 15, pero fuerte.

Cuando conocí a Sharon se llamaba Stella, y mi mamá me había puesto Samara(y es como me gusta que me llamen) pero con el paso de los años me ha tocado cambiar de nombre un par de veces (Stella, Sarah, Sofía, Sharon) en un promedio de 10 o 15 años, aunque comienzo la secundaria desde los 13 o 14 (Apariencia) logro llegar hasta los 20 o 22 con bastante esfuerzo, usando unos zapatos altos y cambiando de ropa por una más ceñida y de gente grande.

Conocí a Ghisselle cuando estudiaba primer año de secundaria, era la más popular de la escuela junto con su hermana gemela, éramos buenas amigas hasta quese mudo con sus tíos, la encontré en París, cuando cazaba, estaba sola, desorientada recien convertida en una vampira, cuando la vi por primera vez no sabía quien era ella, pues había crecido y a los doce años era muy distinta.

Cuando la vi, creí ver a mi madre, o así me la imaginaba, si yo no la fuese asesinado, así fuese sido, con la piel blanca y el cabello castaño claro, yo había heredado el amarillo de mi padre así que no me parecía en nada a mi mamá, solo en los ojos.

Ghisselle se convirtió en una hermana mayor para mi, aunque yo era mayor que ella, siempre había logrado actuar con madurez, con mucha más madurez que yo que le llevaba cincuenta años. Hoy en día, para e resto del mundo somos primas, por ello cambié mi apellido a La'Foretune Danvers...

Sharon, mi madre, nos da todo lo que pedimos, aunque a Ghisselle no le gusta molestarla.prefiere trabajar y tener todo por sus propios medios. me gusta cazar tigres, le doy la razón a Ghisselle son más deliciosos que cualquier otro.

Descubrí mi poder a los veinte años, caminaba por un bosque y una rama había estacado a un conejo, cuando lo tomé en mis manos miré sus ojos y voilá!! se sanó. desde allí, he usado mi poder de curación para el bien aunque también tiene una parte negativa, un día me molesté con Ghisselle tanto, que comenzó a retorcerse y si no es porque era vampira, casi se desmaya... yo también me asusté, así que solo uso esa parte de mi poder cuando es necesario, solo cuando algún Carnivoro anda merodeando por la zona, o bueno, cuando está acabando más humanos de lo que le permitimos Ghisselle y yo.

Datos extras: Me encanta el ballet y el canto.
Me mudo a Forks en una arranque de rabia con mi mamá porque quiero independizarme y no depender de ella siempre; busco un amor verdadero ya que me he enamorado de dos chicos que deben haber muerto hace un siglo, quizas de ancianos. Necesito librarme un poco de las presiones y mi prima Ghisselle puede hacer que los demás me vean mayor y todo, eso es lo que amo de su poder, podemos pasar hasta 20 o 30 años entre los humanos haciendonos visiblemente ancianas con el poder ilusorio de Ghissy... nos llevamos muy bien.
avatar
Samara La'Fortune

Cantidad de envíos : 29
Fecha de inscripción : 04/06/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.