Mischa Lecter

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mischa Lecter

Mensaje por Mischa Lecter el Lun Jul 20, 2009 9:26 am

Nombre:
Mischa Lecter

Especie:
Híbrido

Poder:
Aún no lo sabe

Fecha de nacimiento:
27 de Septiembre del año 2092

Edad:
Está por cumplir los 17 aunque aparenta algunos más

Lugar de Origen:
Carolina del Norte

Lugar de Residencia:
Forks

Descripción física:
Imagen

Descripción psíquica:
Siempre fue una chica muy simpatica, dulce, y alegre. Le gustaba gastar bromas.
Pero después de la muerte de su hermano, se tornó demasiado sensible para su gusto.
Se volvió seria y maduró, aunque intenta volver a ser como era antes.


Ocupación:
Estudiante

Familia:
Anne Travis - Madre
Gerard Lecter - Padre
Oliver Lecter - Hermano
Noa Travis - Tía


Historia Personal:
Anne Travis, una joven sumida en las drogas, una noche, como todas desde hacía varios meses, se encontró con sus amigos, mientras disfrutaban en el parque de las drogas.
Aquella misma noche Anne volvió sola a casa, ya que unas amigas suyas estaban peor que ella y los chicos decidieron acompañarlas a ellas antes que a Anne.
No supo como, pero aquella noche no volvió a su casa. Amaneció y se encontró en una habitación bastante espaciosa, tumbada en una cama con sabanas blancas, tal cual sería una nube, de no ser porque cuando se levantó y volvió a fijarse en la cama, su silueta se había quedado marcada con suciedad en la tela.

Gerard, un chico alto, de pelo negro y ojos oscuros, había recogido a Anne, evitando que pasara toda la noche a la interperie de la calle.
La joven se enamoró de aquel chico, perfecto. Cuidaba de ella, no dejaba que saliera, no hasta que se recuperara, pero la chica tampoco quería salir, prefería quedarse con el joven, quien parecía muy preocupado por que la chica fuese feliz y no le pasara nada malo.

Los chicos se enamoraron perdidamente el uno del otro, la chica sin poder explicar aquel hecho, no podía, no sabía lo que había hecho aquel chico para que cada noche volviera a su casa por sus propios pies y acompañando a alguna amiga que no podía ni con su alma.
Pero pronto la burbuja de la joven Anne se rompió, Gerard no era perfecto, ni mucho menos, aunque el insistiera en que era un monstruo, ella no lo veía así para nada, pero tampoco tenía la certeza de que fuese del todo inofensivo.
Aquel día Anne se dio cuenta de que su enamorado era, nada más y nada menos que un vampiro.
Pero aquello que él no podia soportar, el hecho de ser tan diferentes, a ella no le importaba, no entendía porqué tanto escandalo, había pasado un año juntos, sin separarse casi, excepto unos días puntuales, y no le había pasado nada, él no la había herido, es más, la había salvado de tener una vida desastrosa. Y por eso no lo dejaría, se había convertido en la persona que más le importaba en el mundo, y ella también lo había hecho para él.


···


Unos años más tarde, pocos meses después de que Anne soplara las 21 velas en su cumpleaños, siempre junto con Gerard, se enteró de que estaba embarazada, esperaba un hijo, un hijo que estaba segura que sería igual que su padre, o más bello aún.
Decidió contarselo a su hermana, Noa, la hermana mayor de la familia Travis, sus padres habían fallecido hacía unos años y solo se tenian entre ellos, también tenian, las dos, un hermano pequeño, pero se había ido a vivir solo el año anterior.
Al contarle lo del embarazo a Noa, tuvo que contarle lo que era Gerard, ya que a los tres meses su vientre parecía el de una madre a punto de parir.
La hermana de Anne no podía creer que el padre del que sería su sobrino fuese un vampiro, aún no lo entendía, no podía ser que alguien muerto pudiese engendrar a una criatura y que ésta criatura creciera tan rápido como lo hacía la confundía aún más.

El día en que Anne dio a luz Gerard había encontrado, después de mucha busqueda, un médico, un vampiro que se había especializado en ginecología, aquello ayudó bastante durante el parto.
Pero Anne era una simple humana, y no esperaba un solo hijo, sino que cuando el médico llegó le avisó que esperaba mellizos, aquello no se lo esperaba. Anne sabía, por lo que le había contado el doctor, que no podría salir viva de aquel parto, era muy difícil. Pero no le importaba, ella quería que sus dos hijos nacieran, costara lo que costara.


···


Dos años más tarde, la puerta de Noa sonó. La joven la abrió sin preguntar quien era antes y vio a el que había sido su cuñado por varios años, el joven vampiro cargaba con sus dos hijos, Mischa y Oliver, los dos dormidos.


No puedo cuidarlos Noa, sabes lo que soy, y sabes que no seré capaz de lograrlo, no si Anne ya no está-


La joven no puso objeción a lo que le decía el chico, estaba en lo cierto, no podía cuidarlos, era un vampiro, a Noa nunca le había gustado aquel dato de Gerard, pero lo aguantaba por su hermana, pero ahora que ella ya no estaba le daba igual todo lo bueno que le había dicho durante años.
Tomó a los dos pequeños y le dedicó una mirada bastante fría a Gerard, no se lo perdonaría, no le perdonaría el haber abandonado a sus hijos, ni tampoco el haber matado a su hermana, porque así era como ella lo veia, la culpa había sido de él.


···


Cuando los mellizos contaban con seis años, habían asistido a una fiesta, una muy importante, su tia Noa se casaba.
Nunca la habían visto tan feliz, y al verla así ellos también estaban contentos.
Los hermanos Lecter, habían querido mantener el apellido de su padre, se encontraban debajo de unas de las mesas donde se enocntraban los platos de comida y las jarras de bebida.
Nadie sabía donde estaban, solo ellos, y como todos los días, se dedicaban a hablar, hablaban de mil cosas, y nunca repetían tema.


¿Qué quieres ser de mayor?-
Tirano.-
¿Tirano,con todo un pueblo a tus pies?-
Claro. Con esclavos y torturas los jueves por la mañana-
No lo lograrás eres muy bueno Oliver.-
¿Si?¿Y tu, qué quieres ser?-
Es una tontería, no te gustará-
Yo te lo he dicho-
Me gustaría ser un flan, templado, en una pastelería, en el escaparate-
¿Un flan, como el postre?-
Claro, ¿Qué sino?-
Claro, ¡Un flan!-


Aquel día había sido el único en el que habían hablado del futuro. Y esa misma noche, Mischa y Oliver durmieron durante diez años.
Ya con dieciseis años los hermanos cambiaron, todo era diferente.
Ahora los mellizos vivian solos, en un apartamento cerca de la casa de su tía, iban a visitarla a diario, a jugar con sus primos y ayudarla con las cosas de la casa. Ya era rutina, pero los hermanos no estaban tan unidos como antes, casi no hablaban, los dos estaban sumidos en sus historias y en sus vidas, con algunos detalles en común, pero a la vez todo era diferente en ellos.
Oliver, un joven silencioso, serio, maduro, y bastante tímido era el contraste perfecto con su hermana Mischa, una chica alegre, simpática, de aquellas que nunca paran de hablar incluso si se lo pides directamente.
Eran todo lo contrario, y normalmente "los polos opuestos se atraen" pero en ellos era diferente, aquello los distanciaba cada vez más.


···


A finales del año 2108 Mischa se encontraba disfrutando de un día con el que en aquel momento era su novio. Oliver no lo sabía, porque por alguna extraña razón que ella desconocía, su hermano lo odiaba.
Pero el secreto salió a la luz aquella tarde, Oliver los vio y se enfureció tanto que se abalanzó sobre el chico sin ningún reparo. Mischa intentó separarlos pero no había caso, Oliver estaba demasiado ocupado con el chico como para escuchar las peticiones de su hermana.
Pero en algún momento, ninguno de los tres presentes en aquel encuentro sabe como, Oliver se distrajo, por una simple fracción de segundo, y el chico aprovechó para golpear su cabeza con una piedra. Lo que no supo era que le había golpeado en el punto más sensible del craneo, cosa que no tardó en hacer efecto en el joven, que aunque fuese híbrido y tuviera una cualidad medio vampira, no era importal.

Aquella noche Mischa se pasó en el hospital, toda noche, y todas las noches del resto de la semana. Mientras colgaba las llamadas del que había dejado de ser su novio.
La tarde del 27 de diciembre de aquel mismo año, Oliver hacía cuatro días que estaba en el hospital y los cuatro días los había pasado junto a su hermana, no se despertaba, los médicos decían que era imposible que sobreviviera ya que además del golpe la pérdida de sangre había sido abundante.


No puedes hacerme esto...no dijimos que todo acabaría así, la verdad no hablamos de un futuro, pero recuerdo que tu decías "mi futuro" cuando te lo preguntaban, ya ves, yo habría dicho inconcientemente "el nuestro"...-
Quizá me bastaba el presente, será que nos veia jugando durante años.-


Oliver seguia sin despertar, no daba casi señales de vida, y Mischa cada vez se desesperaba más, hasta pensó en dejar el hospital, hasta les dio su número de telefono a las enfermeras, para que la llamaran cuando ocurriera algo, pero no tuvieron oportunidad de hacerlo, porque Mischa aún no abandonaba la habitación mientras seguian pasando los días.


Por cierto, una vez hablamos del futuro, y no nos equivocabamos mucho, ahora mismo me estas haciendo daño cual tirano con sus esclavos. Y yo me estoy convirtiendo en un flan-


Aquellas fueron sus últimas palabras y decidió cruzar la puerta de aquella habitación pero en cuanto tuvo los dos pies al otro lado de la puerta, un ruido, un pitido, agudo, insoportable, que solo podía significar lo peor, hizo que todas las enfermeras y médicos se acercaran a la cama de Oliver, sin dejar ningún hueco libre para que Mischa pudiese ver lo que pasaba, aunque ya lo sentía, ya sentía que algo le faltaba, algo suyo...ella...ya no estaba entera, ya no era Mischa Lecter, no podía serlo si su hermano no estaba con ella.

Ya nada era como cuando tenian seis años.

La joven no dudó en que era momento de cambiar, de alejarse de allí, de su casa, de su familia, o al menos de lo único que le quedaba de ella, su tia y sus primos, que no pesaban lo bastante como para hacer que se quedara allí.
Lo único que podría hacer allí era sufrir, sufrir y llorar la muerte de su hermano, y no quería eso.
Por lo que decidió mudarse a Forks, allí comenzaría su historia, y crearía su futuro, tal y como su hermano quería, tener un futuro cada uno por separado.



Datos extras:
-Conserva un cadena de plata de su hermano, en la cual lleva el anillo de casados de su madre.
-Siempre lleva consigo una foto de su hermano y una de su madre
-Quiere conocer a Gerard, encontrarlo, y poder hacerle todas las preguntas que rondan por su cabeza
-Sabe que es un híbrido, pero nunca se ha comportado como tal, al ser criada por su tía, humana, no bebe sangre, se comporta como un humano más.
-Tiene un gato negro llamado Dress
avatar
Mischa Lecter

Cantidad de envíos : 37
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.