Noa Kovalsky

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noa Kovalsky

Mensaje por Noa Kovalsky el Lun Jul 20, 2009 10:18 pm

Nombre:
Noa Kovalsky

Especie:
Híbrido

Poder:
es capaz de cambiar el estado de los materiales a nivel molecular, es decir puede hacer que un bloque de hielo hierva o que un trozo de hierro cambie su forma y parezca otra cosa

Fecha de nacimiento:
se a criado sola la mitad del tiempo y nunca nadie la hablo de la fecha de su nacimiento

Edad:

aparenta 17 años

Lugar de Origen:
Venecia -----Italia

Lugar de Residencia:
Seattle

Descripción física:
[spoil][/spoil]

Descripción psíquica:
Noa es una chica solitaria que desconfía de la gente la cuesta mucho adaprtarse a un lugar por eso siempre a estado viajando buscando sus raíces. Es muy orgullosa aunque intenta integrarse a la fuerza con los habitantes de los lugares que visita. No es una persona cruel, aunque a tenido que asesinar para poder sobrevivir y se siente culpable por eso, hay ciertos momentos en los que odia ser como es y echa la culpa a su padre al que nunca conoció y buscar desesperadamente. Intenta no hacer amigos ni nada que se le parezca por miedo a no poder controlar su naturaleza y hacerles daño.
Ocupación:
en este momento intentara pasar desapercibida como estudiante, solo lo intentara ya que al pensar que solo es una fachada pasajera no se mezcla muy a menudo con sus compañeros pero ha trabajado en mil cosas para adaptarse a la vida que la tocaba en determinados momentos

Familia:
No conoce a nadie de su familia

Historia Personal:
Noa Kovalsky nació al sur de Venecia entre comerciantes y viajeros de paso, su madre por lo que pudio descubrir era un licántropo que convivia con una manada a las afueras de Roma, y que mas tarde debido a conflictos internos entre los vampiros responsables de la ciudad tuvo que huir con unos pocos de sus congéneres.

Poco a poco los licántropos de su manada fueron desapareciendo debido a los cazadores enviados por los propios vampiros, cuando ya solo quedaba su madre y sus fuerzas flaqueaban, vio la salida en una pequeña aldea italiana, donde no existían ni vampiros ni licántropos y pudo pasar desapercibida, entre la gente que allí vivía.

Pero la tranquilidad duro poco, una noche de otoño cuando los arboles frutales comenzaban a tirar sus hojas castañas, un grupo de hombres entro en la aldea arrasando con todo, su madre supo que se trataba de vampiros por que su naturaleza licántropo se activo en cuando los visitantes se acercaron, sin tomar ninguna de sus pertenencias echo a correr hacia el bosque, antes de cruzar el riachuelo que delimitaba la aldea con el extenso campo una figura vestida de negro se apostillo en frente de la joven loba, tenia dientes perlados, con una mirada siniestra bañada en sangre.
a sido una sorpresa encontrarte en este pueblucho_ dijo el vampiro sin dejar de sonreir

Se acerco a la loba mientras que ella era incapaz de cambiar a su estado lobuno, por sorprendente que pareciera no quería hacerle daño

- has terminado con todos nosotrosle escupió cada palabra dejame ir, no volveré a acercarme, tu familia dejo bien claro que no podias estar conmigo y tu ya tomaste tu decisiónle dijo sin apartar su mirada de aquellos frios ojos.
- no pensé que serias tan estúpida le respondió mientras se cercaba y la miraba haciendo círculos en torno a ella.
En una fracción de segundo salto sobre la loba la desgarro la ropa y se tumbo encima de ella, durante varios minutos solo se oyo la respiración entrecortada del vampiro y los sollozos de impotencia del licántropo. La alta figura mordió a la loba mientras dejaba su semilla dentro, ella quería morir en ese momento, sabia que ese dolor lo soportaría sola, sintio como la ponzoña corria por sus venas destrozándola al juntarse con su adn licántropo.

Pasaron dos meses la joven anónima abrió lo ojos y se encontró dentro de una cabaña rustica, con poco moviliario y unas cuantas toallas humedas encima de su cabeza, una anciana se acerco a ella, parecía que no se había dado cuenta que tenia los ojos abiertos y sin embargo la miraba fijamente, no entablo conversación con ella durante su estancia allí, la mujer la llevaba comida, humana generalmente, pero en otras ocasiones la llevaba grandes cantidades de carne cruda, que masticaba sin protestar, no se movio de la cama, y su miedo comenzó cuando noto que su vientre aumentaba desproporcionalmente con el paso de los días, pero era imposible ningún vampiro podría engendrar a un licántropo seria incompatibles ….

Asi fue, después de cinco meses aproximadamente noto grandes dolores en el bajo vientre la anciana llego con vendas agua y unos fórceps, agarro a la loba por las piernas y la sento a horcajadas en una mesa, ella se dejo hacer solo quería que parara el dolor, `pasaron varias horas y el dolor termino, se oyó llanto ….era una niña…..

La habitación estaba iluminada por una vela, solo se veía la sombra de la madre sosteniendo el pequeño bulto que era su hija en sus brazos, no tenia fuerzas sacaba todo lo que llevaba dentro para poder sobrevivir y cuidar de esa criatura que era parte de ella, un momento después una ráfaga de viento apago la tintineando llama de la vela, la puerta se abrió y allí estaba la figura que tanto había temido , aquel vampiro que una vez creyó suyo con aquella sonrisa impoluta, mirando a su hija .

Hablo para lo que parecía si mismo pero una pequeña sombre se movía detrás de el, era la anciana que la había estado cuidando todos los meses atrás.

-has hecho todo lo que te pedí, como esta el bebe?_ pregunto con ojos ansiosos frente la niña
--bien señor..sera una niña fuerte, la madre casi no aguanta el parto, se complico bastante, pero tiene sangre de loba y eso la a echo resistir nunca vi una fuerza asi, creo que lo hace por la niña, toda madre tiene un instinto innato en estos casos_ le dijo sin levantar la mirada del suelo

El vampiro se acerco hacia la loba que sostenía a su hija entre sus brazos protectores, cuando fue a estirarlos para cogerla, esta le gruño, sacando su instinto mas interno, pero no consiguió nada, ella que se había aferrado a la vida para cuidar de su hija, había muerto con la yugular desgarrada sosteniendo a la pequeña, que miraba a todos los lados con cara de curiosidad, estaba llena de sangre pero no era suya era de su madre, algo mas fuerte la sujeto y la separo de ella, pero nunca olvidaría su olor el primer olor que sintió cuando llego a la vida, el olor de su madre.
-Tu nombre será Noa una nueva entre nosotros

Los años fueron pasando, con pocas horas de vida la habían arrancado de los brazos de su madre, y separado de toda civilización … vivía en Venecia junto a un grupo de humanos, ella no comprendía que hacia alli, ellos no entablaban conversación con ella, nunca la dirijían la palabra, en ocasiones sentía como frios ojos se depositaban en ella, con comentarios de miedo, repugnancia o indiferencia, se referían a ella como la bastarda o la solitaria, nunca se acercaban demasiado.

Aquel vampiro que la había llevado a aquel lugar nunca volvió, estaba en un nido de asesinos, traidores y violadores , despojos que alguien tira a algún lugar para que no manchen el “buen nombre” del resto.

Una noche cuando tan solo tenia diez años y el numero de sus acompañantes se hacia cada vez mayor sintió un dolor dentro del pecho, se retorció y grito , mientras que notaba como su cuerpo iba cambiando, los hombres allí presentes se asustaron, se contaban cosas sobre aquella niña tan extraña que nunca hablaba con nadie y se alimentaba sola, dos de ellos se lanzaron sobre la pequeña con un gran saco de tela en las manos, intentando de esta manera asfisiarla, ya estaban hartos de ella, de su silencio de su soledad tan cautivadora, la niña dejo de respirar cuando dejaron de ejercer presión sobre su pequeño cuerpo, esta tomo una amplia bocanada de aire, miro con ojos inyectados en sangre a los dos hombres que la habían atacado, se abalanzo sobre ellos, con los que parecía unos cuartos traseros, si tenia cuatro patas y afilados colmillos blancos como la nieve. Pero su actitud no quedo allí, mato a los dos hombres que intentaron terminar con ella y a todo el amplio grupo,.

Cuando despertó a la mañana siguiente se vio abrumada por los acontecimientos, el lugar donde vivian se había convertido en un mar se sangre una escena dantesca donde solo quedaba ella, se miro las manos , las tenia llenas de sangre, se levanto mientras no podía aguantar las lagrimas ella no podía haber echo eso, ella no quería, no era un monstruo. Se puso en pie con dificultad y dando tumbos, corrió todo lo que pudo, hasta que sus piernas hicieron el ultimo esfuerzo por alejarse de allí, tenia sangre reseca en todo el cuerpo, se acerco a un rio y se limpio como pudo.

A partir de ese dia Noa viajo sola sin hablar con nadie, sin detenerse a crear lazos, paso de ser una niña de diez años sola a convertirse en una cazadora experimentada que vivía para sobrevivir, con un solo aliciente en la vida encontrar al hombre que la había convertido en lo que era, a lo largo de sus viajes comenzó a oir historias sobre licántropos y vampiros incluso pudo cruzarse con alguno de ellos, pero nunca, nunca, encontró a nadie como ella.

Odia asesinar, y no lo hace por placer, pero su naturaleza hibrida hace que sea cruel que la sed y el hambre a menudo hagan conflictos internos dentro de su moral, siempre que asesina a humanos se siente culpable y muchas han sido las ocasiones en las que a intentado terminar con su vida sin éxito.

Ahora se encuentra en Seattle, intentado conocer mas sobre su naturaleza, y sus orígenes, pasando desapercibida o eso es lo que ella cree.

Datos de interés:

- Noa lleva consigo un guardapelo de plata, en la que hay gravado una media luna
- La gusta pasear por los bosques y correr hasta quedar agotada
- No suele utilizar sus poderes solo en el caso de vida o muerte y como ella ansia ser liberada de esta vida es en pocas ocasiones.
-
avatar
Noa Kovalsky

Cantidad de envíos : 27
Fecha de inscripción : 20/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.